Colombia +57 3148141607

Apalancarse para superar la crisis

Escrito por: Carlos Holmes Flórez / Mayo 2020

Cuando el mundo se enfrenta a un hecho paralizante y sobreviniente, impredecible para muchos, previsible para los científicos que alertaban sobre la amenaza inminente para la humanidad de enfrentar una pandemia como el Covid-19, cuyo intento de contención ha postrado la economía global, paralizado la interacción social y en muchos países, puesto en jaque y evidenciado la vulnerabilidad de los sistemas sanitarios, la frágil capacidad de respuesta de los gobiernos frente a una crisis sistémica de magnitud incalculable que se oscurece aún más, con la creciente incertidumbre y el paso de los días.

Los recursos lucen a la larga insuficientes para atender tantos frentes que requieren atención, sistema sanitario, población vulnerable, empresas, empleo,  sistema financiero, inversión gubernamental que brinde en la primera fase asistencia y luego, aquella necesaria para la reactivación.  En fin, asistimos como testigos de excepción a la presentación de un cóctel explosivo que urge medidas audaces inmediatas para paliar los efectos de un daño ya hecho en el marco global. 

 

Ante el caos y la confusión creciente, es perentorio escuchar y atender racionalmente el consejo de la ciencia; sin embargo, encontrar un equilibrio entre proteger la vida y mantener la actividad económica es un rompecabezas que pocos gobiernos han podido resolver. La discusión sigue abierta.

He ahí el reto, identificar las palancas que harán del escenario postcrisis, un mundo promisorio, transformador y sostenible, llegamos hasta allá?

 

 

Es natural que el ser humano mire hacia atrás y busque en la historia referentes que le permitan entender la complejidad de lo que sucede y en consecuencia aprender de esas experiencias para afrontar los retos venideros; si  bien la casuística es atemporal y cada época trae diferentes determinantes y formas de resolver los problemáticas, sus formas no son directamente extrapolables al contexto actual; sin embargo, la historia es tozuda y tiende a repetirse, de allí que si se observa detenidamente, se identifican los patrones de cambio y transformación, que en cada época son los apalancadores de un nuevo renacer con renovados bríos e impulso disruptivo y hay que prepararse para ello.

 

Arquímedes dijo: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”.

 

Estos momentos de reflexión invitan  a hurgar en los anales de la historia y no es difícil encontrarse con el célebremente conocido “Renacimiento”, época de gran esplendor cultural, artístico, científico y de expansión económica que surgió en la Europa medieval y le impulsó su tránsito a la era moderna.

 

 

 

Pocos saben que luego de la caída del imperio romano de occidente en el Siglo V D.C. y durante 1.000 años, el mundo estuvo sumido en la época denominada el oscurantismo de la era medieval, dominada por el feudalismo, las constantes guerras, el control político, religioso y económico de la Iglesia católica  y las secuelas de la peste bubónica (fiebre negra) pandemia que extinguió más del 40% de la población de Europa. Es posible que ahondando se encuentren algunos parecidos con la realidad actual cambiando los actores.

 

Fue una época crítica que dejó grandes secuelas y enseñanzas a la humanidad; empero, todo caos luego trae consigo un nuevo orden y la constante evolución de la raza humana, gracias a su ingenio para encontrar soluciones a todos los desafíos que enfrenta, permitió encontrar nuevos caminos para diseñar el mundo moderno. 

 

En este resurgir luego de siglos de atraso, dominación y miseria surgen nombres como Da Vinci, Miguel Ángel, Gutenberg, Kepler, Copérnico, Galileo, solo por mencionar algunos gigantes intelectuales que impulsaron la transformación hacia un nuevo orden. Es así que se presentan acontecimientos que marcan el cambio de era en donde se esparce la libertad de pensamiento (a pesar de la presión de la Iglesia de impedir el desarrollo de la ciencia), surgen las primeras universidades, el conocimiento y la cultura salen de los palacios y monasterios a las calles, el humanismo se convierte en la corriente de pensamiento que relega al Teocentrismo, se separa la religión de la filosofía y da espacio a la ciencia para que se convierta en un motor de desarrollo, la invención de la imprenta (internet de la época) permite expandir el conocimiento y facilita la expansión del protestantismo y el anglicanismo en detrimento del poder de la Iglesia asentada en Roma, surge la burguesía como una clase social ascendiente que desafía el poder económico y político de la aristocracia, lo que a la larga debilita la influencia de la monarquía.

 

En fin, un cúmulo asombroso de cambios que para los recursos existentes de la época lucieron acelerados y se apoyaron en 5 palancas (impulsores):

  • El surgimiento del humanismo- ser humano como eje del pensamiento filosófico.
  • La imprenta que expandió el conocimiento e impulsó la educación
  • La Revolución científica  en ciencias como matemáticas, física, química, biología, medicina, astronomía (Teoría Heliocentrista)
  • Descubrimiento de América
  • Las artes como máxima expresión del espíritu humano

 

Estos cambios se impulsaron y se retroalimentaron para acercar la humanidad a otra era rápidamente y que conocemos como el nacimiento del Capitalismo (SigloXVIII), allí en Inglaterra surge el Liberalismo y que soporta la consolidación de la economía en el origen del Sistema Parlamentario Inglés, nueva estructura política que transforma la sociedad y se soporta en palancas sociales:

  • División de Poderes Gubernamentales
  • Economía de mercado
  • Libertad individual de empresa

 

Así, la clase burguesa se impone sobre la monarquía y  Surge la 1ª Revolución industrial,  Sus palancas estrellas fueron:

  • La Máquina a Vapor
  • Aumento exponencial de la productividad
  • Migración del campo a la ciudad, creando grandes centros urbanos
  • El ingreso de la población se triplica y se genera un estado de bienestar social
  • La Esperanza de vida pasa de 35 a 50 años
  • Florecen múltiples actividades sociales, culturales y empresariales

 

El mundo entra en una dinámica económica de crecimiento y expansión con los conflictos que esto trae, cae la Monarquía en Francia, se independizan las colonias americanas y la democracia empieza incipientemente a asentarse en Occidente.

 

Llega la Segunda Revolución Industrial luego de 1850,  se apalanca en:

  • La Locomoción (Trenes)
  • El Telégrafo
  • Electricidad
  • Se descubre y explota el petróleo
  • Se desarrolla la industria de los metales, especialmente el acero que dispara la construcción

 

Después de la 2ª Guerra mundial Aparece la tercera revolución: apalancada en:

  • En la investigación científica aplicada
  • Telecomunicaciones
  • Energía nuclear
  • Ciencias informáticas
  • Computación

 

Cada vez las transformaciones, disrupciones y cambios de era se dan más rápido, en términos de tiempo ya no en mileños, siglos si no en décadas y posteriormente en años, es tal la velocidad de la transformación que en muchos casos para el hombre cotidiano es imposible percibir dichas corrientes aceleradas de cambio que le pueden sacar de contexto.

 

Nos adentramos así en  la 4ª. Revolución apalancada en uno de los mayores aceleradores de todos los tiempos   “internet”,  conocida como la era del conocimiento, su sistema de apalancamiento y capacidad de expansión se ha ampliado exponencialmente y se soportan en:

  • La economía digital
  • Tecnologías de la información
  • Inteligencia artificial
  • Ciencia de datos
  • Internet de las cosas
  • Robótica
  • Gestión de la economía de la abundancia
  • Blockchain
  • Crowdfunding – Crowdsourcing

 

 

Se adentra la civilización en el inicio de la tercera década  del Siglo XXI, con la necesidad apremiante de redefinir su futuro,  buscando aún tímidamente cambiar:

  • Crecimiento económico por bienestar humano
  • Detener el calentamiento global
  • Desarrollar las energías renovables que sustituyan los fósiles
  • Transformar el modelo educativo por uno basado en valores humanos, urge educar en inteligencia emocional, adaptación, ciencias, matemáticas y tecnologías de la información.
  • Nuevas formas y relaciones de trabajo (Autonomía y libertad de contratación)
  • Sociedades menos dispuestas a tolerar la desigualdad y la exclusión de allí los constantes brotes de protestas de la clase media en todo el orbe, atacando la brecha de la generada por la globalización.

 

A pesar de todos los avances científicos y tecnológicos en todas las áreas del conocimiento, llega la Pandemia, relación causal o conspiración? Ya veremos.

 

Cómo saltamos ese abismo y pasamos a la otra orilla? Los gobiernos han demostrado su incompetencia, las economías, las empresas y personas dejamos ver que no estábamos preparados para una realidad de semejante dimensión, sus costos serán enormes y serán pagados por las generaciones actuales y futuras si no se da un cambio de rumbo y se actúa con decisión desde todos los frentes de la sociedad de la aldea humana.

 Y Entonces Qué sigue? Recuerdan al inicio el renacimiento?

 

Muchas actividades desaparecerán, otras se transformarán, se acelerará el cambio y se  hará a la fuerza. Ese es el renacimiento, el mundo florecerá con más ímpetu, y lo desafiante es que esas  grandes transformaciones ya empezaron y no preguntan si las aceptamos o no, simplemente se implantan.

 

 

Se crearán nuevos, negocios y empleos antes ni siquiera imaginados, apalancados en la productividad aumentada como resultado de la aceleración que imprime la tecnología.

 

El encierro nos lleva a reflexionar sobre nuestro papel en el mundo, sobre cómo reinventarnos, adaptarnos a las nuevas realidades y aprovechar las oportunidades nacientes que este momento de quiebre genera o generará.

 

La era exponencial de la disrupción ya llegó y de repente hay que adaptarla en condiciones de emergencia.

  1. Nuevos ambientes organizacionales se crearán:
  2. Trabajo remoto, teletrabajo
  3. Gente trabaja por proyectos, objetivos
  4. Productividad y eficiencia son la medida, no el tiempo trabajado
  5. Flexibilidad de tiempo que permitirá trabajar para varias empresas
  6. Las grandes empresas serán destructoras netas de empleo
  7. El empleo será creado por nuevas empresas en nuevos sectores, emprendedores y trabajadores independientes
  8. Se derrumba el mito de la propiedad
  9. Libre movilidad entre ocupaciones y países
  10. Digitalización de todas las actividades
  11. Democratización del acceso a la información y al conocimiento
  12. Desmonetización, costos decrecientes en la mayoría de las actividades apalancadas en las T.I
  13. Economía colaborativa como fuente de crecimiento y progreso individual y social.

“Este momento no cambia lo que hacemos, si no lo que somos”

 

 

Hay que mirar de nuevo hacia el desarrollo endógeno de las economías, fortalecer el campo, impulsar la agroindustria con investigación enfocada en la productividad y la seguridad alimentaria, fortalecer la economía circular e impulsar el desarrollo micro en comunidades interdependientes (Municipios y provincias) generando condiciones de competitividad a través de la conexión a internet, educación para retener los talentos e infraestructura física.

 

 

Las energías renovables son una urgencia, la conservación del medio ambiente y disminuir el impacto del cambio climático es un imperativo que no da espera. Los sistemas de salud como una prioridad social (Patrimonio humano) requerirán cuantiosas inversiones.

 

Disponemos de la tecnología creciente y aceleradora de la transformación en  Robótica, Biotecnología, Nanotecnología, Machine Learning, Big Data,  investigación colaborativas, Infraestructuras de comunicación y una amplitud de conocimiento interconectado y creciente que de seguro está en capacidad de encontrar soluciones rápidas y efectivas a las grandes problemáticas que nos aquejan.

 

Esta disrupción exige un cambio de mentalidad. Es por ello que a pesar de lo complejo del momento como en el renacimiento urge reinventarse, innovar, cambiar, dar un salto cuántico hacia delante como aldea global, enfrentar el nuevo orden con sus aceleradores, dinamizadores y disruptores que harán nuestra vida totalmente diferente, tenemos la opción de quedarnos mirando el pasado o prepararnos para abrazar el inminente y quizás un prometedor futuro.

Comparte este árticulo

Síguenos en redes

Todos los derechos reservados DDBA Copyright © 2020