Colombia +57 3148141607

La geopolítica de la tecnología 5G

El presidente Donald Trump ha emprendido una verdadera guerra contra Huawei. Dice hacerlo por seguridad nacional. ¿De qué habla?

La guerra por la tecnología 5G se tomó la geopolítica mundial. Así lo dejan en claro las decisiones que adoptó el presidente Donald Trump acerca de cualquier compañía que pudiera mostrar la delantera en esta nueva manera de transmitir datos. Aunque en un principio no mencionó nombres, resultó obvio que hablaba de la china Huawei

A comienzos de mayo Trump concretó lo que ya se notaba desde 2018. El gobierno prohibió a sus empresas tener relaciones comerciales con compañías potencialmente peligrosas para la seguridad nacional. Esta vez el mensaje era claro contra Huawei, firma de origen chino que no solo viene repuntando en general en el mundo de las telecomunicaciones, sino que además lidera el planeta en materia de tecnología 5G.

Sin embargo, nadie ha puesto sobre la mesa con claridad las razones por las que la firma china entró en desgracia con el gobierno gringo. Para algunos analistas se

trata simplemente de otra forma de Trump para presionar a su contraparte en el proceso de negociación de un acuerdo comercial con China

La tensión entre Estados Unidos y China por Huawei tiene un capítulo previo. El año pasado, Canadá detuvo en ese país a Meng Wanzhou, vicepresidente financiera de la firma. Inmediatamente el gobierno estadounidense pidió la extradición de la funcionaria mientras acusaba a la firma de violar las sanciones contra Irán. La extradición no se ha concretado y la ejecutiva de Huawei goza de libertad bajo fianza en Canadá.

Su destino resulta clave, pues se trata de la hija del fundador de Huawei y futura heredera de esta firma.

_ Mentiras verdaderas

Hay que explicar por qué Huawei puede amenazar la seguridad nacional de Estados Unidos. Para muchos no es claro cómo una firma que ha hecho avances importantes en infraestructura 5G pueda amenazar por sí sola a la principal potencia del mundo. Esto es, sin la ayuda de otras firmas de software o hardware de otros países como el propio Estados Unidos, con las que trabaja de la mano.

Pero sí es cierto que Huawei amenaza el liderazgo de los demás países en materia tecnológica. La firma china logró en pocos años ponerse en los primeros lugares de los ranking de ventas de aparatos

HUAWEI VENDIÓ 206 MILLONES DE CELULARES EN 2018. HOY LES COMPITE DE TÚ A TÚ A APPLE Y A SAMSUNG, LAS TRADICIONALES DE ESTA INDUSTRIA.

móviles en el mundo y hacerse a mercados importantes. El año pasado despachó más de 206 millones de celulares y se hizo al 14% del mercado mundial en estos aparatos. De ese modo se convirtió en uno de los principales competidores de las dos marcas insignias de este mercado: Apple y Samsung.

Esto es lo menos crítico. El problema es que Huawei lleva la delantera en 5G, una tecnología sobre la que, de hecho, la humanidad va a construir el mundo del futuro.

Se trata de infraestructura y protocolos que permitirán transmitir una cantidad inmensamente mayor de datos, a muchos más dispositivos conectados y con una velocidad mucho mayor.

La tecnología 5G permite pensar en vehículos autónomos, internet de las cosas, telemedicina o inteligencia artificial aplicada a cualquier actividad. Para todas esas aplicaciones resulta fundamental la conexión entre enormes bases de datos y los dispositivos que usan tal información, por ejemplo, para procesos industriales o agricultura.

Trump entendió que tiene que librar la guerra en el terreno de la tecnología, porque de ella dependerá el desempeño de las naciones en muchos frentes. Por eso ha movido sus fichas en este sentido.

_ ¿Hasta cuándo?

La experiencia indica que Trump no puede irse lanza en ristre contra sus «enemigos», porque podría terminar por dispararse un tiro en el pie.

Resulta que la interconectividad y la división del trabajo dominan el mundo de la tecnología. Por ejemplo, empresas como Intel lideran el segmento de los microchips. Otras como Cisco se han fortalecido en el almacenamiento de datos a través de grandes data center. Y otras más tienen su especialidad en diferentes necesidades de la industria como navegación IP, servicios de última milla para los consumidores, etcétera.

Así que, Trump se refiere en su pataleta fundamentalmente a la necesidad de tener un as bajo la manga, para presionar en la partida de la guerra comercial a China. Y lanzar un mensaje al mundo sobre la importancia del balance en la carrera ‘armamentística’ por el 5G. Ya en sus más reciente declaraciones, el presidente estadounidense dijo que las negociaciones comerciales con China podrían incluir el tema de Huawei. Eso indicaría que esa materia no constituye un innamovible para su gobierno.

La tecnología 5G va a marcar el rumbo de la sociedad en la próxima década. Según medios internacionales, el asunto está tan avanzado que Huawei ya trabaja en infraestructura y protocolos de 6G. Así las cosas, en el terreno de la transmisión y uso de datos se libra una de las más importantes luchas de las sociedades y los gobiernos en el futuro. Resulta conveniente preguntarse sobre la conveniencia de que un solo país domine esta industria. Es claramente imposible desarrollar las tecnologías que marcarán el mundo del futuro cercano sin la colaboración internacional.

LA TECNOLOGÍA 5G ES CLAVE PARA QUE MÁS PERSONAS ESTÉN CONECTADAS A LA RED MÓVIL Y PARA QUE HAYA UNA MAYOR VELOCIDAD DE TRANSMISIÓN DE DATOS.

Comparte este árticulo

Síguenos en redes

Todos los derechos reservados DDBA Copyright © 2020